Logo

NOTICIAS

Más de 20 organizaciones académicas y científicas se suman al llamado U. de Chile para aumentar inversión en salud mental

Esta semana se constituyó la Red de Organizaciones para la Abogacía por la Salud Mental “Salud Mental es Salud”. La iniciativa exige a las autoridades aumentar a un 6 por ciento del presupuesto del Minsal la inversión en salud mental e igualar las coberturas de los tratamientos de salud mental con otras enfermedades físicas en los planes de Isapre. Asimismo, que este incremento considere el ámbito de los recursos humanos y campañas de prevención con un énfasis en la salud primaria.

Las organizaciones que componen esta iniciativa solicitan a las autoridades un fuerte aumento en la inversión total en salud mental en el presupuesto anual del Ministerio de Salud, para que llegue al 6 por ciento, cifra recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Universidad de Chile, junto a otras 21 organizaciones académicas y científicas, se sumaron a la campaña “Salud Mental Es Salud”. Entidades como la Academia Chilena de Medicina, la Universidad de Santiago, el Núcleo Milenio para Mejorar la Salud Mental de Adolescentes y Jóvenes, entre otras, solicitan a las autoridades un fuerte aumento en la inversión total en salud mental en el presupuesto anual del Ministerio de Salud, para que llegue al 6 por ciento total, cifra recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Actualmente Chile destina solo un 2 por ciento de su presupuesto en salud a la salud mental. En este contexto, el psiquiatra y académico de la Universidad de Chile, Carlos Ibáñez, además coordinador de la red, afirma que “los indicadores de salud mental en Chile son preocupantes antes de la pandemia y se arrastra una deuda histórica en el financiamiento que hace imposible reducir la gran brecha que existe actualmente para atender a las necesidades de salud mental de la población. Con la crisis sanitaria aumentaron los problemas de salud mental y se ha interrumpido la atención habitual de personas que requieren tratamiento. Esto se agravará aún más con el desempleo y la crisis económica de los próximos años”.

Ante este escenario, la Red de Organizaciones para la Abogacía por la Salud Mental, emplaza a las autoridades a cumplir con dos puntos base: primero, el aumento del presupuesto en salud mental; y segundo, igualar las coberturas de los tratamientos de salud mental con las coberturas existentes para otras enfermedades físicas en todos los planes de salud del sistema privado (Isapres).

La psiquiatra, académica de la Universidad de Chile y directora del Núcleo Milenio para Mejorar la Salud Mental de Adolescentes y Jóvenes (IMHAY), Vania Martínez, enfatizó en la urgencia de este aumento presupuestario. “Ya sabíamos que con el estallido social estaban aumentando los problemas de salud mental. Después, en la pandemia, estamos constatando y alertando sobre el aumento en las patologías de salud mental, incluyendo el riesgo suicida. Todos estos elementos nos hacen pensar que más que nunca es importante ahora tener una inversión mayor a la que tenemos actualmente, en cuanto a recursos financieros, pero también recursos humanos. Ese énfasis debiera estar dado en la atención primaria de salud”.

La Red de entidades académicas y científicas además solicita que la inversión que se realice en el sistema de atención primaria de salud, también incluya campañas de prevención y educación sobre enfermedades de salud mental, incluyendo los trastornos por consumo de sustancias, que, afirman, “significarán una ganancia social y económica para el país, y disminuirán el sufrimiento y muerte de muchas personas en los años venideros”.

Entre las organizaciones que adhieren de esta iniciativa se encuentran la Academia Chilena de Medicina, Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia de Chile (SOPNIA), Sociedad Chilena de Medicina Familiar (SOCHIMEF),  Sociedad Chilena de Salud Mental (SChSM), Sociedad Chilena de Pediatría (SOCHIPE) Rama de adolescencia,  Asociación Psicoanalítica Chilena (APCH),  Sociedad Chilena de Trastornos Bipolares (SOCHITAB),  Asociación Psicoanalítica de Santiago (APSAN), Sociedad Internacional de Profesionales del Uso de Sustancias (ISSUP) Capitulo chileno,  Consorcio de Universidad Estatales (CUECH) [Red de Carreras de Psicología], Departamento de Psiquiatría de la USACH, Programas de Especialización de Psiquiatría Adultos y de Psiquiatría del niño y el adolescente de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, Departamento de Psicología  de la Universidad de la Frontera, Núcleo Milenio para Mejorar la Salud Mental de Adolescentes y Jóvenes (IMHAY), Instituto Milenio para la Investigación de la Depresión y Personalidad. (MIDAP), entre otras.

Fuente: Estefanía Labrín, Prensa U. de Chile

Por: Elisa Barrientos, comunicaciones Departamento de Psiquiatría y Salud Mental Oriente
Publicado el 6/11/2020